Reseña Histórica

La palabra DIGESTO deriva del latín digestum o digerere, que significa distribuir u ordenar.  El precursor del Digesto fue el Emperador Bizantino Justiniano I en el año 533 d.c. al publicar el PANDECTAS,  que en voz griega, significa: COLECCIÓN UNIVERSAL, aplicada a la recopilación de obras y textos jurídicos que dispuso Justiniano y que se conoce también con el nombre de DIGESTO, por el orden seguido en el texto.

 Para la elaboración del Digesto, Justiniano I nombró una comisión de 16 miembros, la cual fue dirigida por el célebre Jurista Triboniano, quien se encargó de ordenar, compilar y codificar con carácter oficial los precedentes jurisprudenciales que integraban el “Ius Civile y Ius Honorarium” pero que no estaban recogidos en leyes. A esta importante obra se le llamó “Digesta Sive Pandecta Iuris”. Esta obra tiene el valor de haber permitido la conservación de la doctrina jurídica clásica, sirviendo de nexo con el derecho moderno, a través de las constantes citaciones y referencias, como precedente y justificante de doctrinas y opiniones en la legislación moderna. El objetivo histórico de esta compilación, estaba orientado, según la ambición de Justiniano, a la restauración del antiguo Imperio Romano, permitiendo rescatar su tradición jurídica y, al mismo tiempo, a la imposición de un conjunto de leyes uniforme sobre todo el vasto territorio de su imperio .

 Justiniano I conocido como Justiniano “El Grande”, fue uno de los más notables gobernantes del Imperio Romano de Oriente, hombre de extraordinaria cultura, dedicó todos sus esfuerzos a conseguir la reconstrucción del antiguo Imperio Romano, quien supo rodearse de buenos asesores, entre los cuales destacaron Teodora, su esposa y principal consejera, una emperatriz inteligente, atractiva y tenaz, el general Belisario, reconocido estratega, y  Triboniano, un prestigioso jurista.

En el “Corpus Juris Civilis”, está la influencia e inteligencia de Teodora, esposa y principal fuente de consejo del Emperador Justiniano, quien participaba tanto en las discusiones teológicas como en las decisiones más importantes del imperio.

 La obra consta de 50 libros, distribuidos en títulos, estos en fragmentos y los fragmentos en parágrafos. Por evidencia del contenido, suelen distribuirse así los distintos libros del Digesto o Pandectas: I. Parte General, II. Derechos Reales, III. Obligaciones, IV. Derechos Personales, V. Derecho Sucesorio, VI. Derecho Procesal, VII. Obligaciones Especiales, VIII. Derecho Penal, y IX. Derecho Público. El Digesto constituye el monumento jurídico más grande de todos los tiempos y la base de las modernas legislaciones, sobre todo en el orden civil.  

 El Digesto es una obra doctrinal y de jurisprudencia clásica con fines educativos, portadora de la tradición y la metodología de los juristas romanos, dicho cuerpo jurídico es una obra legislativa con valor de ley, en consecuencia es un ejemplo firme y digno de imitarse en el ordenamiento normativo que debe tener toda legislación moderna en todos los países. Esta es una de las razones que tiene la Asamblea Nacional, para ejecutar y desarrollar esta Obra de Nación, a través de la Dirección del Digesto Jurídico Nicaragüense.